Las visitas son de:

No es Luca cantando en la orquesta de Troilo.

No es Luca cantando en la orquesta de Troilo.
Es mi hermano Javier Ardanaz presentando su disco.

Alejandro y la osa en el taller. Video de la nación (viva Perón, carajo!!)

Stand de Eloísa en la feria del libro de Asunción.

Stand de Eloísa en la feria del libro de Asunción.
Vista de algunas pinturas realizadas por los niños del lugar.

Eloísa y Yiyi Jambo.

Eloísa y Yiyi Jambo.
Stand de feria del libro de Asunción.

Stand Feria de Asunción.

Stand Feria de Asunción.
Talleres de pintura y armado de libros.

Con Arami Mburucuyá.

Con Arami Mburucuyá.
En Paraguay, localidad de Luque en el fondo de la casa de Meza.

El poeta paraguayensis Edgar Pou.

El poeta paraguayensis Edgar Pou.
El poeta frente al diseño del stand en Asunción.

Eloísa en Asunción.

Eloísa en Asunción.
Foto parcial del stand compartido con Yiyi Jambo.

jueves, 31 de julio de 2008

Yván Silén (Puerto Rico, 1944)

Me masturbo


Me masturbo delante de Ti, porque es
imposible que m'esconda debajo de
Tu lupa. M'escondo debajo de
Tu sueño, porque es imposible que

las madres existan. Todo es falso como
un suicida de otoño. Todo es cierto
como un día de lluvia. Todo es triste como
un Cristo de Lata en el corazón

de las amantes. Todo es este semen mustio que
s'escurre entre las voces (todo es sombra,
todo nata, todo es vidrio) d'esa turbas de sicarios

entre las sombras de las rosas. Oro ante el
tropel de las hembras derramadas. Oro
de hinojos, de hinisto ante el flúido de las vírgenes.....

II

Es un tropel de dianas al asalto
del espejo: rosas blancas, sangre blancas
delante de Ti. (Me levanto con Dios
como quien toca una guitarra. Me acuesto

con Dios como quien toca una muchacha).
Me masturbo de luz y de sombra. Me
masturbo de día y de noche como

si fuera un insomnio. Me padrenuestro,
y me peligro y te sueño como un cisne
que ha sido degollado en los espejos.

III

Me masturbo del cielo en el infierno
(del infierno contra el cielo me masturbo).
Un ángel climateo que tantea las paredes.
Un ciego que tantea l'ausencia contra el ángel.

No me hallo debajo de la piel, ni debajo
del prepucio me hallo. Y estoy a la deriva
de mi nombre y me llamo Elegiaco,
Heterónimo, Añir, Seudónimo, Jesús

oscuro el color del cielo en la tormenta
(mariposa de fuego sobre el lago).
Me masturbo sobre el té de las rosas

en medio de la noche irreal del desierto,
de la noche cierta de la mar añil como una
araña de luz sobre la mariposa

IV

de fuego en el instante. Me masturbo
al tercer día de Tú copa derramada
como un tigre herido a la deriva
de la sombra del semen, del

pan y de agua, del día y la noche
do penetro la fakira tierna que
sostiene los puñales. Camellos inmensos
de luna están cruzando el desierto

de la muerte viva a la carneviva,
de lo cierto y de la falso, de lo posible
me masturbo, con rosas y espina,

con tu boca y con tu lengua,
con tu ano y con tu vulva,
como un ángel que guinda de los ganchos

V

toda la sangre derramada,
cálizmente, de la luna. Toda la sangre
de una rosa y una vulva derramada:
un jinete truena debajo de los sueños,

un caballo chapotea debajo del deseo:
un tropel de mujeres como cisnes
(hetererónimos, añiles, inciertos,
anónimamente orgasman

contra las hostias y el cáliz: se
quiebran los cristales contra los senos:
la sangre negra--caramelos de ángeles

inútiles--en la tenuidad del cielo).
Me apocalipso en las sombras, me masturbo.
¡Hay un pez saltando en las penumbra del desierto!

VI

Me masturbo con alambres y con rezos
(un ángel con seno besa a un ángel sin seno).
Es día de fiesta y el cielo es amplio. Una muchacha
negra s'está zurciendo los pezones.

Me masturbo pez de lata sobre los indignos
y benignos. Paso heces cenizosas de anzuelos rotos
en los pezones de las niñas que flirtean
en los besos cenobitas. Estoy solo,

estoy caronte y sudo, como quien arrastra una rata,
una soga, una tira, un ahorcado arrostro, con
mi nombre debajo de la risa, del aplauso,
de las monjas sodomitas en el medioevo,

de la mitra del cielo y de la tierra.
Murmuran de Dante en las tiniebrlas, porque
masturba a Beatriz erótika, imagen

VII

del cielo en los zaguanes. Las ángeles
hacen filas en Venecia. Es inútil
la pira de los píos y la Catedral
de la Quinta Llama se ha llenado

de lapas. Los niños apolillados, encendidos,
cantan hosanas y se burlan de Vivaldi
y befan del cielo y el espanto

en el confesionario verde de las niñas
que han sido arrugadas y exaltadas
(papel chatré) en los orgasmos

de los pedófilos monjes intranquilos
de la muerte. Tu cintura elegíaca
se parece a mi elegía. ¡Hosana al Señor de los Dardos!

VIII

Los caballos bermejos, grises y amarillos
(tiernos y azules) están tronando tlönmente
entre el rayo y la lluvia do mastúrbome
ante el tobillo de Vesta (toda la ventisca

del otoño amanecido). Entre musas y nymphas
nos reímos de Roma, la Ramera. Los muertos
(los diez ejecutados) son cortos, como

l'alegoría del hombre entre las hadas del Hades. Me
masturbo delante del cielo como un guerrero.
Me masturbo delante de Dios

como un santo que celebra el universo. Me masturbo
como un monje entre tu magnolia y tus orquídeas, me sueño
como un dios que orgasma en el Calvario tu ternura.


*****


1 de diciembre del 2004
Nueva York

No hay comentarios: